Reformas

Formas de arreglar una pared

Si en tu vivienda, oficina o establecimiento comercial haz notado ciertos desperfectos en los muros o paredes y quieres llevar a cabo la reparación de los mismos, en este artículo te enseñaremos alguna de las formas con la que puedes abordar las averías menores de las paredes de forma exitosa.

Ahora bien, es importante saber que los problemas de mayor envergadura en los muros deben ser reparados por profesionales tales como los que integran nuestra compañía de reformas los cuales pueden rehabilitar por completo los muros afectados de tu hogar.

Recomendaciones para solucionar los desperfectos de los muros

Los problemas menores de los muros o paredes son las llamadas chinchetas, los agujeros, fisuras pequeñas o grieta, y es necesario conocer que ante la presencia aislada de este tipo de desperfectos menores no resulta necesario llevar a cabo una reforma total e integra del muro. En estos casos basta con aplicar un método resolutivo en el área afectada de la pared y entre las opciones disponibles para realizar dicha reparación destacan las siguientes:

  • Emplastecer el muro: Las pastas de tipo emplastecedoras que se encuentran en venta en muchas tiendas especializadas en bricolaje son realmente útiles para arreglar ciertas imperfecciones de la pared. Solo debe aplicarse la pasta de manera uniforme garantizando que el desperfecto quede totalmente cubierto por la pasta para posteriormente utilizar una fina lija que permitan nivelar el área cubierto por la pasta con el resto del muro.
  • Agregar pintura blanca para encontrar las averías: Si ya hemos reparado la pared con la pasta anteriormente descrita, pero sospechamos de la existencia de otras imperfecciones o de agujeros en la superficie del muro, la mejor manera de encontrar dichos defectos es pintando toda la pared con pintura blanca para que de esta forma se expongan cada una de las imperfecciones del muro.
  • Tapar grietas con la espátula: Las grietas suelen ser desperfectos difíciles de cubrir ya sea con masilla o con pasta, es por ello que recomendamos el uso de una herramienta fundamental que nos permitirá sellar de manera óptima dichas imperfecciones: la espátula. Con este instrumento es posible rellenar por completo las grietas.
  • Masillas: Existen diversos tipos de masilla que se emplean según las necesidades de reparación. Una de ella es la masilla de capacidad máxima las cuales se usan es defectos profundos en las paredes. Otra de las masillas muy empleadas es la de secado instantáneo o rápido que consigue eliminar las imperfecciones de los muros en pocos minutos brindado resultados excelentes.
  • Prevenir las molestas bolsas con aire: Cuando se añade a la pared algún tipo de recubrimiento es indispensable garantizar que no existan las denominadas bolsas con aire o burbujas, ya que estas imperfecciones son el origen de grietas, fisuras y otros problemas que pueden presentarse en los muros.
  • Lijar el muro: Antes de aplicar pintura, masilla, pastas u otro tipo de materiales para reparar una pared es preciso llevar a cabo un lijado de calidad en el muro dado a que esta es la única manera de garantizar que el proceso de reparación y recubrimiento será exitosos.
ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
Aviso de cookies